miércoles, 12 de octubre de 2011

REAL MADRID VS PARTIZAN.FINAL COPA DE EUROPA 1966






 Final de la copa de Europa de 1965/66 donde el equipo madrileño alineó a once españoles en la final ante el FK Partizan. La final se disputó en el estadio de Heysel (Bruselas) con la mirada de 55.000 espectadores. Era el último torneo para el mítico delantero blanco Puskás y que firmó 4 goles en la primera ronda ante el Feyenoord, los últimos que marcó en Europa. El equipo blanco tuvo que eliminar al entonces campeón de Europa I. Milán, por otra parte, los serbios tuvieron que superar al equipo inglés del Man. United.
De nuevo miles de españoles acudieron al estadio Heysel, en Bruselas, con la esperanza de que se repitiera el triunfo que el Real Madrid obtuvo frente al Milan en la tercera Copa. No salieron defraudados. Los apuros se produjeron al principio, en que los yugoslavos apretaron de lo lindo, pero sin conseguir marcar. Los madridistas fuimos sacudiéndonos el dominio y la primera mitad terminó con igualdad en el marcador y en los merecimientos, ya que los dos conjuntos pudimos marcar algún tanto. Los nervios de los primeros 45 minutos quedaron en la caseta y el Madrid puso la directa con un fútbol veloz y preciso. Lo malo es que precisamente en esos momentos se adelantó el Partizán, por medio de Vasovic; lo bueno es que el Madrid, como si el gol hubiera sido un acicate, resurgió y dio la vuelta al partido.
No hizo falta lanzar ninguna consigna. Los jóvenes jugadores del Real Madrid conocían su misión y la cumplieron. Yo fui el primero en ponerme a punto para insuflar a los integrantes del bloque todo el espíritu que yo había vivido en otras situaciones similares. Los blancos se lanzaron a un frenético ataque y en el minuto 70, Amancio, el gallego listo, realizó una jugada de fantasía, tras recibir un balón de Grosso, dribló por tres veces a un defensa, se plantó ante el meta, esperó su salida y le batió por bajo. Lo más difícil estaba conseguido. La gran fiesta se gestó seis minutos después. Serena empalmó un formidable disparo desde lejos, el balón dobló las manos del portero y se coló en la puerta por el ángulo superior del marco. La sexta Copa, la de los "ye-ye", era ya blanca, ante el delirio de los miles de españoles que ocuparon las gradas de Heysel


http://www.megaupload.com/?d=K71GZXIE

No hay comentarios:

Publicar un comentario